La Calculadora Virtual de Luiquidez (CVL)

Calculadora virtual de liquidez
ashfords

El profesor David F. Swensen con su libro Unconventional Success: A Fundamental Approach to Personal Investment, publicado en 2005, fue una de las fuentes principales de inspiración para mi tesis doctoral, La Industrialización del Asesoramiento Financiero, que defendí en 2007.

El Profesor Swensen nos da muchos y brillantes consejos prácticos. Por ejemplo:

  • En qué activos invertir y, casi más importante, en qué activos no invertir (como los hedge funds, las materias primas, la deuda corporativa…)
  • Los pesos apropiados para la cartera de inversiones, con un fuerte sesgo hacia posiciones de ownership (renta variable e inmobiliario) frente a posiciones de prestamista (deuda).
  • El concepto de “rebalanceamiento” para recuperar nuestros objetivos de inversión y para, de media, vender caro y comprar barato. ¡Y sin volvernos locos tratando de batir a los mercados!

En 2006, en los orígenes del blog donquijotedelabanca, pusimos varios posts explicando estos importantes conceptos. Posteriormente, en España, ha habido roboadvisors como Indexa que también se apuntan a los consejos del profesor Swenson. Pero, curiosamente, uno de los conceptos fundamentales de la filosofía inversora de Swensen, que consiste en separar la liquidez (cuentas corrientes, fondos de inversión de Money Markets…) de la inversión (renta variable, inmobiliario y renta fija) no hay ningún roboadvisor que lo aplique, ni que lo explique. Como sabéis por nuestra anterior dosis, a nosotros en OpSeeker, este concepto nos parece fundamental.

El separar ambos conceptos, permite olvidarnos del problema del horizonte inversor. Este problema suele complicar el asesoramiento y además llevar a soluciones mucho más conservadoras (y por tanto menos rentables), que la solución propuesta por Swensen. Es verdad que muchos asesores y roboadvisors prefieren moverse en ese entorno de “asesoramiento”, mucho más conservador y con menos sorpresas a corto plazo.

Sin embargo, en OpSeeker, apostamos por la filosofía de Swensen plenamente. La inversión es, por definición, para el largo plazo y debe formarse con carteras apropiadas en este sentido con altos pesos de inversión en renta variable. Para poder “olvidarnos” de las fluctuaciones a corto plazo en nuestras inversiones, es necesario tener la “mente tranquila” respecto a nuestras necesidades de liquidez a corto y medio plazo. Para ello está la fórmula de cálculo de liquidez que propone Swensen, que distribuye unos porcentajes de descuento en función de cuando vamos a necesitar el dinero:

  • 80% para los años 1 y 2 próximos.
  • 60% para los años 3 y 4 próximos.
  • 40% para los años 5 y 6 próximos.
  • 20% para los años 7 y 8 próximos.

En nuestra beta vamos a añadir una herramienta, que hemos llamado Calculadora Virtual de Liquidez (CVL), que ayude a todos los inversores de forma intuitiva, divertida y precisa a estimar esta cantidad de dinero. A continuación vamos a explicar como funcionará esta app.

Nuestras necesidades de liquidez surgirán, básicamente, por dos motivos:

  1. Gap entre ingresos y gastos regulares mensuales.
  2. Proyectos o planes “especiales/no regulares” previstos durante los próximos ocho años

Veamos con un ejemplo práctico como funcionarían los cálculos:

Imaginemos un matrimonio de alrededor de 40 años con 2 hijos pequeños. Supongamos que los dos trabajan y que logran, en general, todos los meses llegar a fin de mes con un pequeño ahorro. Es decir, su gap entre ingresos y gastos regulares mensuales es positivo. Normalmente, ganan más de lo que gastan. En este sentido, no necesitan tener ningún dinero invertido en liquidez. Es más, tendrían un saldo de liquidez positiva por los ahorros mensuales previstos. Podrían tener todo su dinero invertido en la cartera de inversión a largo plazo y no preocuparse por las fluctuaciones en el valor de esta cartera en el corto plazo.

Supongamos, sin embargo, que uno de ellos tiene inseguridad en su puesto de trabajo, por lo que estima en un 50% la posibilidad de perder sus ingresos. En este caso, solo consideraríamos el 50% de estos ingresos esperados, lo que normalmente resultará en un deficit mensual previsto para los próximos años. Este es el dinero que deberíamos tener provisionado en liquidez (aplicando los descuentos del 80%, 60%, 40% y 20% en función de la distancia en años).

Por otro lado, en cuanto a los proyectos o planes “especiales/no regulares” imaginemos que el matrimonio tiene previsto:

  • Gastar 1.000 euros para celebrar con la familia y los amigos cada una de las primeras comuniones de los hijos dentro de 2 y 3 años.
  • Dar una entrada de 30.000 euros dentro de 4 años para la compra, a través de una hipoteca, de una vivienda.
  • Gastar 2.000 euros para enviar durante un verano a estudiar inglés a cada uno de los hijos, dentro de 6 y 7 años respectivamente.

La herramienta ayudará a los inversores a identificar estos posibles proyectos y a calcular la cantidad necesaria que se debe tener en liquidez, a parte del dinero invertido para el largo plazo. Así, para los ejemplos mencionados anteriormente el cálculo que correspondería sería:

  • Primeras comuniones: 80% de 1.000 euros y 60% de 1.000 euros. Total de 1.400 euros.
  • Entrada compra vivienda: 60% de 30.000 euros. Total de 18.000 euros.
  • Estudios de inglés en verano: 40% de 2.000 euros y 20% de 2.000. Total de 1.200 euros.

Es decir, la CVL le indicaría que la cantidad de dinero a tener en liquidez (cuentas corrientes o fondos Money Market…) sería de 20.600 euros. El resto del dinero debería tenerlo invertido en la cartera de inversión a largo plazo y olvidarse de las fluctuaciones en la valoración a corto plazo, ya que tiene la tranquilidad de que está obteniendo la mejor rentabilidad posible para el futuro y además no le dan miedo sus necesidades de cash en los próximos años.

¡Muy valiosa y sencilla esta recomendación del profesor Swensen! No entendemos porqué no hay más asesores que explican y aplican esta fórmula con sus clientes. Esperemos que la CVL de OpSeeker sea de gran ayuda para muchos inversores en España.

Como os cuenta Carlos en esta dosis, la CVL es muy importante y si tenéis alguna duda podéis contactar conmigo en gonzalo@opseeker.com, ¡ya sabéis que contesto todo a todos! Un saludo y gracias por mejorar vuestra salud financiera con nosotros.

Siguiente: Los roboadvisors: Las fintech de moda

Anterior: La solución de OpSeeker al problema del Asset Allocation

¿Quieres seguir mejorando tu Salud Financiera?

No te preocupes, ¡nunca usaremos este email para spam!