La solución al problema de la jubilación: trabajar “toda la vida”

El Becario – Robert De Niro, Anne Hathaway

Desde OpSeeker queremos ayudar a la gente a mejorar su salud financiera. Hemos elegido como primer problema a resolver el de la jubilación.

En el post de hace dos semanas OpSeeker ¿por qué y cómo puede ayudarte a mejorar tu salud financiera? anticipamos nuestra principal reflexión respecto a este tema. Pensamos que la solución consiste en estar preparado para trabajar “toda la vida”. Así de golpe, suena muy duro. En este post trataremos de explicar que realmente esta es la única solución realista y además beneficiosa para todos.

El estado debe seguir pagando la jubilación

En primer lugar, queremos destacar que, por supuesto, estamos a favor de que el Estado cumpla con su promesa, a través de la Seguridad Social, de pagar sus compromisos con las personas que vayan cumpliendo la edad de jubilación. Especialmente con los más necesitados. Cuanto más y mejor sea capaz de pagar el Estado a los jubilados, mejor.

El problema es que las cuentas no van a salir. Ni para el Estado, ni para los individuos que ahorren de forma privada:

  • La famosa pirámide demográfica hará imposible el sistema de pensiones de reparto, que a principios del siglo XX funcionaba magníficamente. Además, la financiación de la Sanidad Pública tendrá el mismo problema demográfico, lo que tensionará aún más la financiación pública de pensiones y sanidad de los mayores.
  • El ahorro individual deberá ser un importante complemento, pero la más mínima reflexión muestra que para la mayoría de la gente es absolutamente imposible que ahorren suficiente dinero (bastante es que logren ahorrar algo) para completar sus ingresos desde los 60-65 años hasta cerca de los 100 años, que parece que es lo que vamos a vivir. Vivir de las rentas durante 35-40 años, parece demasiado. Por supuesto, todos los esfuerzos que se hagan en esta dirección, serán muy útiles. Especialmente si se potencian, de forma inteligente, los planes de pensiones de empleo.

Trabajar más años y no pensar en la jubilación

La única solución, además obvia, es trabajar muchos más años. Dicho de otra manera más directa: “estar dispuesto a trabajar toda la vida”. Pensemos que cuando los alemanes, a finales del siglo XIX, inventaron por primera vez en la historia el seguro de jubilación, la gente vivía de media menos de 70 años. Al jubilarse a los 65 lo que ocurría es que vivían pocos años sin trabajar. Es decir, que en la práctica, “trabajaban toda la vida”.

¿Porqué fue tan importante entonces la invención del seguro de jubilación? En aquella época, más pobre que la actual, la gente humilde vivía con la ansiedad de no saber que sería de ellos cuando no fueran capaces de trabajar. Es decir, no les preocupaba ni les interesaba dejar de trabajar, sino su situación cuando no fueran capaces de ganarse la vida con su trabajo. Y esta grave preocupación vital es lo que solucionó magníficamente el seguro de jubilación. El problema es que este concepto se ha ido pervirtiendo y ha ido haciendo creer a la gente que jubilarse, dejar de trabajar, tiene que ser nuestro sueño vital. Pensamos que esto es una grave perversión del sistema. Veamos porqué:

  • Si preguntamos a los jubilados actuales si les gustaría tener un trabajo/ocupación que les deje cada semana “más horas libres de las que necesita”, ¿no pensamos que todos preferirían tener ese trabajo/ocupación parcial? Es decir, parece que trabajar/colaborar en alguna actividad 2-3 horas al día durante 3-5 días por semana, seguramente interese a casi todos los jubilados. El problema es que en la sociedad española se ha perdido esta cultura de ocupación de los mayores. Es curioso, que en la cultura anglosajona es diferente. En la reciente película el becario, con Robert De Niro y Anne Hathaway, nos dejan muchas muestras de lo bueno que es que los mayores sigan trabajando, para muestra un botón:

  • Desde un punto de vista económico, trabajar entre 10-20 horas semanales, puede representar, fácilmente, unos ingresos de entre 500 y 1.000 euros al mes (que deberían estar libres de impuestos) que para muchos jubilados representaría multiplicar por dos su pensión de jubilación. ¿No parece obvio que cualquiera de estos jubilados preferiría sentirse útil a la sociedad aportando su trabajo y además que el dinero adicional le sería de gran uso? ¿No se sentirían todos estos jubilados más seguros de si mismos y con más tranquilidad vital? De nuevo un clip de nuestra película del día (¡Un poco de sabiduría y de experiencia no les viene nada mal a los jóvenes de hoy!):

Seguir trabajando puede ser bueno para nuestra salud

Además, desde el punto de vista psicológico, esta actitud ante la vida de “morir con las botas puestas y activo” (frente a la del sueño de la jubilación para estar 40 años “viviendo sin trabajar”) parece que tiene importantes ventajas:

Estos estudios, parecen demostrar algo que resulta obvio. Un jubilado activo (valga la contradicción), se siente más conectado, más satisfecho y más saludable. ¡Parece claro ;)!

 

  • Por otro lado, esta actitud de “estar dispuesto a trabajar toda la vida” reduce en gran medida la ansiedad vital que abruma a los trabajadores en activo. Especialmente a partir de los 40-50 años empieza a preocuparles que va a ser de ellos cuando alcancen “el sueño de jubilarse”. Intuyen que el problema no tiene buena solución. La población necesita entender cuanto antes que estar jubilados durante 30-40 años, no solo es económicamente inviable, sino que además es malo para su bienestar. Además, al tomar las riendas de su vida reducirán en gran medida la ansiedad provocada por la preocupación de jubilarse. Parece que el problema a resolver es el contrario al existente a finales del siglo XIX. En próximos posts hablaremos sobre las teorías del Profesor Stewart D. Friedman, de The Wharton School, sobre como encontrar la armonía entre Trabajo, Hogar, Entorno Social y Uno Mismo (cuerpo, mente y alma) y por tanto facilitar la prolongación satisfactoria de la vida laboral. Para más información consultar: totalleadership.org

La parte financiera individual es muy importante para la jubilación

Finalmente, por supuesto, existe una componente financiera y de ahorro asociada a la jubilación, que trataremos en próximos posts del blog:

  • Para empezar, nosotros en OpSeeker vamos cambiar el lenguaje. En lugar de hablar de ahorro para la jubilación, hablaremos de ahorro para el largo plazo. Parece una tontería, pero explicaremos que tiene importantes implicaciones. Por ejemplo, si estás ahorrando dinero para “cuando lo necesites porque estás jubilado”, ¿lo “arriesgarías invirtiéndolo en renta variable o mejor lo tendrías en un producto con capital asegurado para no arriesgarte a perderlo todo de viejo? Sin embargo, si estás ahorrando para “el largo plazo”, porque tu actitud es ganarte la vida toda la vida trabando y estando activo ¿te “atreverías “ a invertir en renta variable?
  • Explicaremos como lograr ser austeros con el gasto y porque es importante para:
    • Lograr tener un remanente de ahorro que podamos invertir.
    • Facilitar el ajuste de nuestro nivel de vida cuando se reduzcan nuestros ingresos.
    • Aumentar la utilidad del dinero y el tiempo gastado y así mejorar nuestra satisfacción vital.
  • Revisaremos referencias como el libro Die Broke de Stephen M. Pollan (que hace años me recomendó un experto quijote financiero y mejor amigo) que sugiere:
    • Quit Today –  Es decir, sea cual sea tu trabajo siempre eres prescindible. Ganes lo que ganes, tienes que pensar que este salario puede no ser para siempre y vivir en concordancia.
    • Pay Cash –  Sé consciente del dinero que gasta. Trata de no tener deudas y ten cuidado con las tarjetas de crédito,…
    • Don´t Retire – Que conecta con el contenido de este post…
    • Die Broke – La conclusión final del libro, sugiriendo que utilices el dinero en vida, en lo que consideres más importante, y que no estés preocupado por dejar herencias…

Es curioso que las opiniones plasmadas en este post, al enfrentarse con el pensamiento normal de la sociedad española, resultan chocantes. Nos han generado bastante debate y confrontación con buenos amigos. Parece que el habernos dotado de independencia y libertad de pensamiento al máximo, como hizo Don Quijote, nos esté ayudando a ver los problemas de una manera distinta a otros participantes.

Sabiendo que esta dosis financiera puede traer controversia, nos gustaría saber que pensáis vosotros sobre las soluciones para la jubilación. El problema es claro, pero seguro que con vuestra ayuda podemos trabajar y optimizar soluciones.

Siguiente: Los 10 verbos para mantener una buena Salud Financiera

Anterior: OpSeeker ¿por qué y cómo puede ayudarte a mejorar tu salud financiera?

¿Quieres seguir mejorando tu Salud Financiera?

No te preocupes, ¡nunca usaremos este email para spam!