El perfil de inversor: Una escopeta para ir a pescar

Perfil de Inversor arriesgado
thealertinvestor.com

 

Antes de explicaros que activo financiero es el más adecuado para el inversor medio (lo haremos en la próxima dosis financiera) es importante tener claro una serie de cuestiones acerca del test de perfil de inversor, ese que nos hacen antes de decirnos dónde debemos invertir.

Empecemos por lo positivo (digan lo que digan es la mejor manera de empezar). El perfil de inversor define las preferencias del individuo frente a la decisión de invertir. Para obtener el perfil de inversor hay que contestar a unas preguntas que intentan determinar una serie de rasgos objetivos y una serie de posturas subjetivas del inversor. Entre los rasgos objetivos del inversor podemos encontrar su edad, salario, patrimonio o situación familiar. Sus posturas objetivas son en relación al riesgo y el retorno y suelen venir determinadas por sus emociones, creencias y sesgos. Como podéis ver es relativamente sencillo y directo. Lo bueno si breve…

La utilidad del perfil de inversión

Estos rasgos objetivos y estas posturas subjetivas nos ayudan a encontrar los tres siguientes datos:

  • El riesgo requerido: El riesgo asociado al retorno requerido por el inversor para llegar a su meta.
  • La capacidad de riesgo: El nivel de riesgo que el cliente puede permitirse
  • La tolerancia al riesgo: El nivel de riesgo con el que el cliente se siente a gusto.

El riesgo requerido y la capacidad de riesgo se determinan mediante la recopilación de datos objetivos y la realización de cálculos pertinentes. Por otro lado la tolerancia al riesgo es una característica psicológica que se determina con una serie de preguntas que se acercan a un test psicométrico.

Podemos imaginarnos el riesgo requerido, la capacidad de riesgo y la tolerancia al riesgo, como tres perros que tiran de la correa de su amo, el perfil de inversor.

perros tirando de correa
tribu navega

Si los tres tiran en la misma dirección es muy sencillo moverse. Este es el caso de un cliente que quiere un nivel de retorno anual alto (lo que conlleva un riesgo requerido alto), tiene una alta capacidad de riesgo (tiene un salario elevado, no tiene hijos, tiene 2 casas en propiedad, no tiene hipotecas…), y al mismo tiempo tiene una alta tolerancia al riesgo (le encanta la incertidumbre y le gusta arriesgar mucho para ganar mucho más). En esta situación es muy sencillo para el asesor financiero decidir en que va a invertir su cliente. Es más difícil asesorar cuando hay un perro que tira hacia un lado y dos que tiran hacia el lado opuesto. Este es el caso de un cliente que tiene un riesgo requerido alto pero tanto una capacidad de riesgo como una tolerancia al riesgo baja.

Hasta aquí la explicación de lo que es exactamente el perfil de inversor. Ahora os voy a enseñar las alternativas gratuitas que tenéis para calcular vuestro perfil de inversor y así conoceros un poquito mejor. Aquí va una lista de tests que podéis hacer de manera completamente gratuita:

Indexa Capital – Conoce tu tolerancia al riesgo

Nationale Nederlanden – Cuestionario de perfil inversor

Expansion – Test, averigua que tipo de inversor eres

Moneymatic – ¿Cuál es tu perfil de inversor?

Invertir – ¿Cuál es tu perfil como inversor?

ING Direct – Averigua cual es tu perfil de inversor

BNP Paribas – Determinando tu perfil de inversor

El problema del perfil de inversor

Ahora ya entramos en la crítica ;). El perfil de inversor es una herramienta muy interesante para que el inversor se conozca mejor. Es muy importante que el inversor entienda lo que significa invertir en cada activo que va a formar su cartera y que entienda los riesgos que implica. Es muy importante también que el inversor tenga en mente su situación económica y que tenga claro sus metas con la inversión. El perfil de inversor hace un buen trabajo asegurando esto.

El problema ocurre cuando se quiere usar una escopeta para pescar o una caña para cazar patos… cada cosa para lo que sirve. El perfil de inversor sirve para que el usuario tenga presente una serie de características de las que ya hablamos antes, pero no debería ser la única herramienta usada para elegir sus inversiones.

La razón es muy sencilla: la tolerancia al riesgo. La tolerancia al riesgo viene dada por una serie de características psicológicas del inversor, y el test que se realiza para calcular esta tolerancia toma estas características como constantes que no se pueden o deberían modificar. El test las toma como dadas por cada individuo y calcula, con ellas, la cartera que mejor le convendría al inversor.

De la misma manera que es importante concienciar a las personas de que es bueno tener una dieta equilibrada, hacer deporte y descansar bien para mejorar su salud, también es importante decirle al inversor que es bueno diversificar, tener en cuenta el riesgo y conocer su situación económica, para invertir bien. Pero lo que no se puede hacer es traspasarle el poder de decisión usando su tolerancia al riesgo cuando lo que se debe hacer es intentar mejorar y modificar esta tolerancia al riesgo. Es decir, hay que trabajar esta parte psicológica para así maximizar la cantidad de riesgo a corto plazo que el inversor está dispuesto a tomar.

¿Por qué se usa tanto el perfil de inversor?

Nosotros desde OpSeeker tenemos una pequeña teoría que ya comentamos en el pasado post pero que creemos que es importante repetir aquí.

Las entidades financieras necesitan vender sus productos. Por ello, el sistema que han desarrollado para resolver el problema del asesoramiento financiero es el Perfil de Inversión. El Perfil de Inversión debe cumplir dos condiciones. Primero, cubrirles legalmente frente al cliente para evitar que años después de la venta pueda haber reclamaciones. Segundo, debe ser comercialmente eficiente, es decir, no debe consumir un tiempo excesivo del comercial

El problema es que, al no priorizar lo más importante; ayudar al inversor y mejorar su tolerancia al riesgo, este perfil del inversor tiene una serie de problemas. Cuando el inversor recibe el veredicto del test, este se cree que la propuesta es la perfecta para él. Cuando, al cabo de un tiempo, hay una crisis, cae la bolsa y el cliente no entiende muy bien lo que pasa, es muy probable que surja el arrepentimiento y decida vender todos sus activos. Como las gestoras y asesoras saben esto, van a proponer carteras demasiado conservadoras para sus clientes.

Las alternativas al perfil de inversor

Para poder elegir bien una cartera hay que trabajar mucho más el aspecto psicológico de las inversiones. Lo que se tiene que conseguir es que cuando esa semana, mes o año malo ocurra el inversor no venda todos sus activos, sino que compre más y se aproveche de los precios bajos para crear más riqueza.

Para ello hace falta que los inversores se familiaricen más con herramientas que les ayuden a comprender lo que necesitan; ahorrar e invertir para poder tener dinero en el futuro. Se pueden encontrar este tipo de calculadoras en:

Vanguard – (Están en Inglés, pero son las mejores calculadoras que existen)

Finanzasparatodos

BBVA

Pero no llega con esto. Lo que más necesita el inversor es trabajar la parte psicológica para asegurarse de que no va a vender en valles y comprar en picos. Para esto OpSeeker está desarrollando una serie de soluciones que enfatizan la componente humana y psicológica de las inversiones. Os las contaremos en próximas dosis financieras.

Y esto es todo por esta semana ;). Espero que las herramientas os sirvan para conoceros un poco mejor y conocer también como funciona el ahorro y la inversión para el largo plazo.

¡Como siempre, os pedimos que nos deis vuestro feedback! Para nosotros es lo más importante. Para todo lo que queráis: gonzalo@opseeker.com

Siguiente: Los fondos indexados: El futuro llega a España

Anterior: ¿Qué son las finanzas del comportamiento?

¿Quieres seguir mejorando tu Salud Financiera?

No te preocupes, ¡nunca usaremos este email para spam!