¡La imaginación al poder! El Acelerador Virtual de Inversiones

Virtual Currency
Virtual Currency

 

Quiero comenzar esta dosis recordando la frase del mayo francés del 68: “La imaginación al poder”. Desde la revolución francesa, Francia ha sido brillante ensalzando la fuerza de la libertad y la imaginación; la lucha por la fraternidad humana como fuente de energía vital. Os invito a que leáis esta dosis después de ver el emocionante video de Les Miserables: “¿oyes al pueblo cantar?”

Desde que empezamos a trabajar en OpSeeker, con la ilusión de ayudar a la gente sencilla, nos dimos cuenta de que la utilización de cuentas con dinero virtual de simulación puede ser tremendamente útil.

Si pensamos en la inversión a largo plazo, que es el objetivo para el que estamos dando ideas y soluciones actualmente desde OpSeeker. ¿Qué podríamos hacer con dinero virtual para ayudar a muchos pequeños y medianos inversores? Si estamos hablando de que la inversión a largo plazo va a acompañarnos durante muchos años de nuestra vida, quizás 40, 50 ó 60 años… ¿No tendría sentido antes de enfrentarnos a las incertidumbres de esta decisión, tener la posibilidad de jugar con dinero virtual de simulación? ¿No nos permitiría aprender y experimentar con la sensación de invertir, pero sin correr riesgos?

Por ejemplo, llega un cliente a una sucursal bancaria pensando en iniciar un plan de pensiones para su jubilación. Tiene 30.000 euros ahorrados y tiene la intención de aportar todos los meses 150 euros. Además, se ha querido comprometer con un plan “Ahorra más mañana” (Save more tomorrow), por lo que la aportación mensual tiene planeado incrementarla automáticamente todos los años un 5%. Una vez que ha dado toda la información al gestor de la entidad financiera, no está del todo seguro. Es una decisión para muchos años y quiere pensárselo un poco antes de decidirse. En lugar de dejar que el cliente se vaya, sin más, ¿no sería más útil que la entidad financiera, con toda la información recibida, le abriera un plan de ahorro a largo plazo con dinero virtual de simulación? El coste para el banco sería prácticamente 0. Ya le ha dedicado el tiempo al cliente y tiene los sistemas informáticos para poder hacer el ejercicio de simulación.

¿Para qué sirve el dinero virtual de simulación?

Veamos cuáles podrían ser las utilidades para el cliente de esta simulación.

1. Consulta de productos

El cliente podría consultar en cualquier momento las características concretas del producto, o productos, contratado. Tendría acceso a esta información por los sistemas de Internet del banco, como si fuera cliente. Abría dado el primer paso, el más difícil, para convertirse en inversor de largo plazo.

2. Entender la volatilidad en el corto plazo

Como el dinero virtual estaría aparentemente invertido, el cliente cada día vería las fluctuaciones en su patrimonio en función de los movimientos en el mercado. No solo lo vería, sino que lo experimentaría como si fuera cierto. Los días que suba, se irá a la cama muy contento. Los días que baje, a lo mejor le costaría conciliar el sueño pensando en qué habría pasado si hubiera invertido de verdad y su inversión cayese varios días seguidos…

3. Acelerador Virtual de Inversiones (AVI)

Imaginemos que cada día de simulación, además de informar sobre la evolución real del mercado en ese día, hiciéramos correr un año de simulación. Es decir, igual que los aceleradores de partículas de la física son capaces de acelerar partículas subatómicas para que seamos capaces de estudiar mejor sus cualidades, nosotros podemos, con nuestro Acelerador Virtual de Inversiones, acelerar las inversiones para poder estudiarlas más detalladamente. Con nuestro acelerador, el cliente vería, cada día, la evolución real de los mercados para su inversión. Pero, además, tendría una simulación estadística sobre lo que le podría haber pasado a lo largo de un año entero como inversor. De esta forma, durante los diez primeros días tendría una simulación acelerada para los diez primeros años. Seguramente, con esta experimentación, entendería mejor lo que se sufre con la volatilidad y la incertidumbre de los mercados. Habría días que se iría a la cama pensando lo duro que puede ser acumular pérdidas durante varios años seguidos…

El inversor se preguntaría ¿Me siento capaz de hacer frente a esas incertidumbres con mis ahorros de verdad? Sin embargo, seguramente a partir del día 20 ó 30 (es decir, tras 20/30 años de inversión) empezaría a experimentar y a entender de verdad el poder del interés compuesto de la renta variable en el largo plazo. Empezaría a ver escenarios en los que su ahorro estaría por encima del millón de euros. Experimentaría con la posibilidad real de ser millonario en euros, como resultado de su trabajo, su esfuerzo, su paciencia y su inteligencia. ¿No le aportaría toda esta experiencia de imaginación durante 30 ó 40 días una gran fuerza para luchar por su futuro? Parece que esta sencilla experiencia con un simulador podría ayudar a muchísima gente sencilla a entender mejor los riesgos y a ilusionarse mucho más con un proyecto de inversión a largo plazo.

4. Comparativa de inversiones

Supongamos que en lugar de abrirle un solo plan de inversión, abrimos dos para cada cliente. Uno con las proporciones 80/20 en Renta Variable y Renta Fija y el otro con 20/80. De esta forma, el cliente tendría la posibilidad de experimentar las diferencias entre uno y otro durante los 30 ó 40 días que durase la simulación con el dinero virtual.

5. Otra información de interés

Además se le podrían suministrar otras informaciones de interés para el cliente, como por ejemplo: ¿cuánto dinero ingresa el banco como distribuidor financiero de tu producto después de los 30/40 años? ¿Cuánto dinero ingresa la gestora? ¿Cómo varían estas cifras si contratamos fondos de gestión activa frente a fondos de gestión activa? ¿Cuánto es el dinero aportado al plan durante todos estos años y cuánto es el dinero producto de la rentabilidad de las inversiones? ¿Cuánto dinero tendría que pagar en impuestos por las plusvalías obtenidas? ¿Cuánto sería el poder adquisitivo real de su dinero ahorrado al restarle los gastos de distribución financiera, los gastos de gestión, los impuestos y ajustarlo con la inflación acumulada durante tantos años? ¿Cómo comparan respecto a todos estos datos la inversión con más renta variable frente a la inversión con más renta fija?

¿Por qué las entidades financieras no lo utilizan?

Lo que me cuesta entender es porqué las entidades financieras no han desarrollado estos simuladores desde hace muchos años. Salvo los análisis planteados en el punto quinto anterior, todos los demás ejercicios ayudarían a generar una importante pre-vinculación con el potencial cliente con muy poco gasto adicional para el banco. Pienso que esta carencia debe estar asociada a la falta de independencia de pensamiento. De hecho yo he trabajado en banca durante muchos años y nunca se me había ocurrido. Sin embargo, ahora, cabalgando en libertad como Don Quijote de la Banca, esta idea me parece obvia. Llego a pensar, que quizás debería ser obligatorio antes de iniciar un plan de inversiones real a largo plazo, pasar por el Acelerador Virtual de Inversiones durante 30 ó 40 días.

Los franceses tenían razón. La independencia da libertad de pensamiento, que a su vez, excita la creatividad y la imaginación. ¡La imaginación al poder!

Como todos sabéis, en OpSeeker ya hemos desarrollado este Acelerador Virtual de Inversiones y hemos hecho la primera beta con más de 500 usuarios. Estamos incorporando el feedback que nos habéis dado y mejorando la aplicación para vosotros. Esperamos tenerla muy pronto para todos vosotros! Para cualquier cosa me podéis mandar un mail a gonzalo@opseeker.com.

Siguiente: El Contrato Virtual de Expectativas (CVE)

Anterior: Los fondos indexados: El futuro llega a España

¿Quieres seguir mejorando tu Salud Financiera?

No te preocupes, ¡nunca usaremos este email para spam!